Humo Galáctico

El telescopio Gemini Norte, parte boreal del Observatorio Gemini (un Programa de NOIRLab de NSF), protagoniza el primer plano de esta imagen, bajo un cielo cristalino. Pero si entrecierras los ojos, da la sensación que el telescopio del fondo estuviese en llamas, enviando columnas de humo hacia el cielo estrellado. Por suerte, el vecino más cercano de Gemini Norte no se está incendiando, y ese espectacular “humo blanco” que se proyecta hacia el cielo, corresponde a nuestra galaxia, la Vía Láctea. 

Los filamentos oscuros que se extienden en la Vía Láctea son enormes nubes de polvo cósmico. Estas nubes de pequeñas partículas absorben y dispersan la luz, formando enormes manchas oscuras para los ojos humanos desde nuestra perspectiva aquí en la Tierra. Sin embargo, telescopios como Gemini Norte observan el cielo de forma distinta: Gracias a sus grandes espejos primarios, están diseñados para recoger mucha más luz que el ojo humano. Además, tienen la capacidad de detectar rangos de luz que los ojos humanos no pueden, lo que significa que pueden sondear estas oscuras áreas de polvo cósmico, dándonos información de cosas que de otra forma permanecerían ocultas.

Créditos:

International Gemini Observatory/NOIRLab/NSF/AURA/J. Chu

About the Image

Id:iotw2213a
Idioma:es
Tipo:Photographic
Release date:30 de Marzo de 2022 a las 12:00
Size:5966 x 3934 px

Sobre el Objeto


Formatos de Imágenes

Large JPEG
6,4 MB
Screensize JPEG
246,9 KB

Zoomable


Fondos de Pantalla

1024x768
270,4 KB
1280x1024
435,8 KB
1600x1200
616,9 KB
1920x1200
715,3 KB
2048x1536
988,9 KB